22 mayo, 2022

WordPress

Otro sitio realizado con WordPress

Pisos flotantes: Propiedades y ventajas que dan

Los pisos flotantes son esos que se colocan sin clavar, sin atornillar y sin pegar al suelo. Se apoyan sobre cualquier superficie lisa, firme y seca mediante un encastre de tablas, previa colocación de una manta aislante. Poseen un espesor de entre 8 y 15 mm, lo cual se convierte en la mejor alternativa si desea modificar el piso sin levantar el revestimiento que existe. Se conforman de diferentes capas, con diversos materiales y propiedades particulares. La capa final está compuesta por un laminado plástico con aspecto a madera.

Para evadir pequeños desniveles y amortiguar el sonido de pisadas, los pisos flotantes se secundan sobre una manta de poliestireno. Ciertos pisos flotantes necesitan de encolar entre sí las tablas. Vienen de fábrica con su propio zócalo y no requieren pulido ni plastificado. El piso queda listo para su implementación rápidamente luego de colocado. Los pisos flotantes vienen en diferentes grados de dureza y resistencia a la abrasión. Se venden en una gran diversidad de colores, vetas e imitaciones de madera. Tienen alta resistencia al desgaste, así como también permanecen debidamente tratados para permitir una simple limpieza de manchas, y son resistentes a golpes y rasguños tales como al desplazamiento de sillas y muebles.

Composición de los Pisos Flotantes

Los pisos flotantes permanecen hechos en diferentes capas, identificándoselas, generalmente, de la siguiente forma:

Overlay: Es la capa superior, tiene resinas especiales que es la que le da al piso flotante alta resistencia y durabilidad. Varios de los pisos integran en esta capa imitaciones de vetas de madera, para brindarle una terminación símil madera.

Lámina decorativa con diseño: Esta capa es la que tiene los diversos diseños de los pisos.

Sustrato: Es el cuerpo del piso flotante. Está formado por un cuerpo principal de MDF “fibra vulcanizada de densidad media” (Medium Density Fiberboard, en inglés) o HDF (High Density Fibreboard o enumerador de fibras de alta densidad), que tiene un procedimiento antihumedad siendo los de más alta calidad los hechos en HDF.

Lámina estabilizadora: Esta es la última capa, que le ofrece la ayuda y seguridad al piso. Ciertos modelos unen en esta capa una lámina amortiguadora de ruidos, para un mejor comportamiento acústico.

Los pisos flotantes son denominados de esta forma ya que por ningún criterio se tienen que adherir al piso, sino que únicamente se debería encolar en sus bordes machimbrados y favorecer sobre una manta de polietileno.

Esta opción posibilita una contestación instantánea, profesional y duradera, para saciar las necesidades de cualquier ambiente público o privado. La capa decorativa está elaborada con las más modernas técnicas de diseño. Posibilita combinar armónicamente la belleza de la madera con materiales ecológicos.

Si estas interesado en adquirir un piso flotante de calidad, podes contactarte con Estilo Pisos que te ofrece las mejores opciones de pisos flotantes clásicos, entre muchos otros más.

Ventajas y de los pisos flotantes

Esta clase de pisos involucra una secuencia de beneficios para quienes quieren colocarlos en sus viviendas:

Los pisos flotantes son simples de instalar y se hace de modo veloz comparativamente a otros tipos de alternativas (cerámicos, porcelanatos, etcétera.). Prácticamente solamente se debe ensamblar los tablones. Al cabo de dos horas, de acuerdo con la expansión del área del suelo a cubrir, se puede renovar integralmente el piso de una habitación.

La limpieza es bastante simple, tenemos la posibilidad de lavarlos con un paño húmedo o con productos especiales. Si el piso tiene un procedimiento de barnizado antihumedad, el aseo es apta con productos tradicionales pero no abrasivos.

Las juntas de los tablones pueden agrandar y contraer como si fuera un solo tablón, lo cual previene que se dañe el piso, a diferencia de otros pisos de madera en los cuales únicamente se contraen y expanden varias tablas.

Puede instalarse sobre otros pisos, aunque sean cerámicos, calcáreos o vinilos; solamente debemos estar seguros de que el suelo tenga una superficie del todo dura y plana.