La Ley de Arrendamiento (No. 27551) aprobada por el Senado Nacional el 11 de junio de 2020 cambia el marco legal para los contratos de arrendamiento. Conozca los principales cambios y puntos de la ley.

Actualización del Alquiler

La actualización del alquiler será un ajuste anual basado en un índice que tiene en cuenta la inflación y los salarios (RIPTE). Esto hace que el aumento sea más predecible y evidente tanto para los inquilinos como para los propietarios.

El plazo mínimo del arrendamiento es de 2 a 3 años y genera más
estabilidad y menores costes de renovación para los inquilinos.

Gastos de Ingresos por Alquiler

Bajo la nueva ley, el inquilino paga un un mes por adelantado y un pago inicial al momento de comenzar el contrato de arrendamiento; si el contrato es conforme a la Ciudad de Buenos Aires, también está el hecho de que el inquilino no paga la comisión de la propiedad (Ley 5.859).

Anteriormente era necesario pagar un mes por adelantado y dos anticipos (un mes por año de contrato).

La devolución del depósito debe realizarse con la entrega del inmueble y al valor del último mes del contrato (debe ser actualizado por el propietario).

Garantías para Alquilar

Uno de los principales obstáculos para el alquiler era que los inquilinos no tenían garantía de propiedad.

Al contratar garantías para alquilar, la nueva ley permite al inquilino proponer dos tipos diferentes (garantía de propiedad, garantía bancaria, seguro de caución, garantía de caución, nómina) y el propietario debe elegir una.

Además, el valor de las garantías para alquiler no puede superar los 5 meses de alquiler, a excepción de la nómina, que puede ser hasta 10 meses antes de que cubra generalmente la totalidad del contrato (24 meses).

Pago de Impuestos y Gastos

El inquilino no tiene que pagar ningún impuesto sobre la propiedad, como es el caso del impuesto a la propiedad en la ciudad.

En cuanto a los gastos, si bien se supone que el administrador los especificará con precisión en el estado de cuentas, la regla que se busca es que, independientemente de la naturaleza de los gastos (ordinarios o extraordinarios), el arrendatario solo tiene que abonar aquellos que estén fuera de su normalidad.

Disposición de la Propiedad

Los arreglos de la propiedad aún deben ser realizados por el propietario, pero la novedad introducida por la ley es que el inquilino puede realizar las reparaciones a pesar del silencio y la inacción del propietario.

Si son urgentes, puede ejecutarlos automáticamente. Si no son urgentes, el inquilino deberá informar al propietario para que se puedan realizar en un plazo inferior a 10 días naturales. Una vez transcurrido este plazo podrás hacerlo y esta cantidad se descontará del pago del alquiler.

Terminación Anticipada del Contrato

El inquilino puede rescindir el contrato después de seis meses de contrato, por lo que el propietario debe ser informado fehacientemente de su decisión con al menos un mes de antelación.

Si esto se hace en el primer año de contrato, el inquilino deberá pagar como compensación el monto equivalente a un mes y medio de alquiler al momento de desocupar la propiedad y un mes si la opción se traspasa en dicho período.

Si el aviso se da al propietario con tres meses o más de anticipación, el pago no será equivalente a ninguna compensación.

Domicilio Electrónico

El inquilino y el propietario pueden configurar una dirección electrónica para crear notificaciones que sean válidas y vinculantes en el contrato de alquiler.

Así, ya no es necesario enviar un documento para notificar a la otra parte, lo que ahorra costes innecesarios y facilita la comunicación entre las partes.